domingo, 13 de junio de 2010

Signos vitales


Ayer me quedó una buena sensación. La de percibir por primera vez el latir de un equipo maradoniano, con atisbos de sello propio y dentro de esos sellos o señales varios puntos positivos. Más allá de algunos desajustes defensivos que analizaremos más adelante. Ganó en el inicio del mundial. Ni más ni menos lo que tenia que hacer.

-El equipo se paró con una neta idea ofensiva: No sólo fue la idea de Gutiérrez como lateral derecho (movida que salió regular). Fue Di María más Verón y fueron 3 puntas con rotación permanente. Si el arquero no hubiese tenido su mejor actuación ante los ojos del mundo futbolero el partido se terminaba muchísimo antes y con algunos goles de diferencia. Más que perdonar en ataque, Argentina erró mucho. Y me animo a ponerme didáctico. Entiendo por perdonar (en el fútbol) lateralizar el juego cuando ya se sacó una buena diferencia de goles o existe diferencia numérica por alguna expulsión o expulsiones.

-Argentina parece haber encontrado un modo de convivir con Messi (y viceversa): La inclusión de Tévez al ataque argentino fue una acierto que tuvo, al menos en este primer partido, más incidencia positiva en lo táctico que en lo ofensivo propiamente dicho. El hecho de jugar con 3 delanteros le generó a Messi no sólo alternativas de pase, sino que también la selección se generó por mérito propio espacios para las estocadas de La Pulga, que fueron muchas, como en el Barcelona, como se reclamaba. Además de quedar siempre (y esta definición queda sustentada por los cambios realizados luego) en situación de ataque con al menos 5 protagonistas, al igual que lo hace en el equipo campeón del mundo a nivel clubes. Mucho de esto tuvo que ver en el altísimo rendimiento del 10 ayer, insisto, en su mejor participación con la camiseta de la selección.

-Se defendió de modo regular, pero intentó hacerlo con la pelota y en campo contrario: Otro buen signo, más allá de algunas imprecisiones puntuales (Mascherano, Gutiérrez, Higuaín) la selección no resignó las 3 puntas, siempre trató de manejar tiempos y espacios con la pelota en su poder, y por momentos lo logró. Más allá de que tuvo sobresaltos por el sector derecho, sólo realizo un movimiento de los mal denominados “defensivos” con la inclusión de un defensa (Burdisso) por un volante ofensivo (Di María) cuando restaban cinco para el final, un cambio que incluso podría haber sido realizado antes. El resto de los cambios? Maxi Rodríguez por Verón (molestia muscular) con características distintas, se trata de volantes mixtos. El ingresante con recorrido, remate de larga distancia y con el arco rival siempre de frente, el saliente es ni más ni menos, que el mejor intérprete de la visión que tiene el técnico del equipo. Equilibrio y sapiencia es lo que pretende Maradona de La Bruja y mientras estuvo en la cancha el capitán de Estudiantes le dió bastante de eso al equipo, sobre todo comprendiendo el juego simple, al pie del compañero y si ese compañero era Messi, mucho mejor.
El otro artillero por artillero, el mejor delantero de Italia por el mejor delantero del Real Madrid, ni más ni menos. Ninguno rindió como en sus clubes es cierto, pero su sola presencia intimida a las defensas y las tácticas rivales. No hay equipo que se pueda fiar de la Argentina lanzada en ataque.

-Se vio trabajo: Tanto que se reclamaba (desde aquí también), el gol llegó por una jugada preparada. Gran desmarque de Heinze en la medialuna para ir a buscar el cabezazo al punto del penal, sin la pegada de Verón hubiera sido difícil de concretar, pero ahí están los 2 más resistidos, pagando con hechos en el día uno. Y hubo más “pizarrón”(léase jugadas preparadas en la semana) que movieron, descolocaron al rival, cuando este esperaba un centro Argentina optó varias veces por tocar de primera y por lo bajo.

-El punto flojo estuvo abajo: El sector derecho fue el elegido por un rival tibio para llevar peligro y logró, con poco, al menos cuatro ocasiones claras para marcar. Jonas Gutiérrez se sacrifico por el equipo, pero pagó en más de una jugada el precio de desconocer el como de la función defensiva.
A mi entender la entrada de Burdisso o de un lateral neto como Clemente, le daría equilibrio a la defensa y la posibilidad de soltarse más a Di María, un jugador desequilibrante que ayer no pesó en su debut mundialista. A propósito de esto vale destacar la figura de Romero el arquero argentino, también debutante, pese a su juventud sigue mostrando personalidad y solvencia a la hora de resolver. Cortó bien de arriba, rechazó cuando hubo que hacerlo y algo fundamental, habló mucho con sus defensores.

Ya está bien, prefiero ahora mantener la expectativa alta con cautela. El equipo latió al ritmo de un técnico que por vez primera mostró signos vitales. Bienvenidos sean y que continúen, al menos, 6 partidos más.





*Imágen perteneciente a maestrosdelfutbol.com

2 comentarios:

  1. y alemania? y francia? italia? inglaterra? y los CUCOS??? Y Candela????

    ResponderEliminar
  2. Nacho. 1ero Gracias por pasar. 2do. Alemania es un equipo joven yo le tendría más temor en el proximo mundial. Francia en decadencia. Ojo con Italia e Inglaterra ganan y se meten en 8vos. España gastó la única derrota que podes tener en un mundial a mi entender, es mejor perder el 1ero y después salir a demostrar.
    Te olvidaste de Brasil! El cuco que no queremos ver. Ganó el galope el primero y hoy limpió a C. de Marfil bastante fácil. A mirarlos de reojo.

    ResponderEliminar