miércoles, 24 de febrero de 2010

Gracias


Para quienes amamos al fútbol, para quienes disfrutamos como cuando chicos el hecho de patear un rato, para los que no queremos perder a nada y que de un partido entre amigos hacemos una final de Libertadores; pasar más de un mes sin jugar al fútbol, sin patear siquiera a un arco es casi como un desengaño amoroso. Agradezco a las vueltas de la vida el hecho que mi hermano este a punto de inaugurar su cancha de fútbol de 5.

Ayer retrocedí, calculando con mi viejo, unos 20 años. De repente estábamos los 3 juntos de nuevo, solos con ella, la pelota…Mi hermano y yo en patas probando como venían nuestros chanfles, poniendo los arcos en posición compleja para calibrar los tiros con mejor efecto. Los arcos a los que hacia minutos les habíamos puesto las redes con concentración de tejedores, (bien tirantes para que rebote mejor) ya no estaban custodiados por Luis Albertoooo! (Grito de guerra de mi viejo cada vez que atajaba alguna, preferentemente con el codo, emulando a Islas) ni tampoco era el Parque Saavedra. Pero sí, estábamos los 3 ahí, potreando como cuando chicos, si nomás faltaba Franco, al que internamente envidiaba en aquellos años por que pateaba como una yegua y probando desde su posición mis tiros llegaban haciendo al menos un pique previo. Que bronca me daba. Por suerte se hizo actor y como futbolista aficionado cada vez actúa mejor, sus condiciones hicieron que hoy ande por ahí siendo portada de Espectáculos.

De aquellos años mozos no quedan ni las camisetas Topper ajustadas, ni la soltería y los pelos largos de mi hermano, Yono no puede ir a buscar la pelota al Parque cerrado desde el Cielo pero igual anda por ahí, tampoco están los meniscos de mi viejo que hace un tiempo descansan en paz en un frasquito, menos aún mi flequillo Balá, mi otro hermano ni imaginaba ser padre y claro mi hermana ni en planes estaba. Sí mi abuela, que nos sigue esperando, todos los días, con su mismo ángel.

La cosa es que todo ese momento me hizo reencontrar con mi viejo amor, de un modo que no esperaba, en estado puro, bien cerca de los que me enseñaron y alimentaron esta locura por la pelota. Por eso hoy quería compartirlo con ustedes que aman esto como yo. Después de la líneasbronca del pasado post, ella me hizo ver, una vez más por que la quiero tanto y que lo que la rodea poco entiende de sentimientos.

A la pelota, sin rodeos, fiel compañera, Gracias por devolverme un pedazo de mis días más felices

4 comentarios:

  1. No se donde va a salir esto, pero pruebo...
    Tu nota me hizo acordar cuando mis hnos jugaban a la pelota y a mi (pequeñita) me paraban en el arco para practicar. O jugabamos a los penales en el jardin de la abuela... ¿De ahi esta locura?

    ResponderEliminar
  2. Es muy probable que sea así Tigre. Gracias por pasar

    ResponderEliminar
  3. locooooooooooooo!! se me piantó un lagrimón en el medio de la oficina!!!! Gracias mil a vos por tener tan buenos recuerdos de nuestra infancia !! Mejores aun van a ser los que escribas en el blog...diario...tv....o donde sea...de las mil batallas que vamos a dar con el team en el templo !!!!!
    Abrazo de campeonato hermano del alma !!!!

    ResponderEliminar
  4. locooooooooooooo!! se me piantó un lagrimón en el medio de la oficina!!!! Gracias mil a vos por tener tan buenos recuerdos de nuestra infancia !! Mejores aun van a ser los que escribas en el blog...diario...tv....o donde sea...de las mil batallas que vamos a dar con el team en el templo !!!!!
    Abrazo de campeonato hermano del alma !!!!

    ResponderEliminar